Aima estudio proyecto de vivienda en el centro de madrid

Una vivienda luminosa con espacios conectados

Este proyecto ha sido todo un reto, un cambio radical en el que se cambió absolutamente todo.

Una joven pareja compró un piso antiguo en el centro de Madrid y contactó con nosotros para ayudarles con la reforma.

Como prioridad, en la vivienda, vimos que era una casa muy oscura, con poca luz y espacios pequeños y compartimentados.

Por eso, desde el primer momento quisimos diseñar una nueva vivienda con espacios abiertos y conectados para tener estancias diáfanas, y sobre todo, permitir mayor entrada de luz natural a toda la casa.

Inicialmente, la casa tenía muchas estancias y divisiones. También contaba con entrada de luz por ambos lados, por lo que decidimos tirar todos los tabiques y hacer un espacio central que se convirtiera en el corazón de la vivienda, albergando cocina, salón y comedor, todo unido y conectado.

Para potenciar la entrada de luz natural, ampliamos el ventanal del salón, haciéndolo en esquina, y abrimos la terraza a la calle, que en la distribución original estaba cerrada. De esta forma, logramos convertir aquella casa antigua y oscura, en una vivienda muy luminosa, moderna y actual.

El nuevo diseño tiene solo dos dormitorios, de mayor tamaño que los anteriores y dos baños, que quedan distribuidos alrededor de la zona central, para conseguir mayor intimidad en estas estancias.

La habitación principal cuenta con una zona de vestidor y baño privado, todo unido y conectado.