destacada-resturante-williamsburg-aima-estudio

Restaurante Williamsburg

Diseño de restaurante en Rivas Vaciamadrid 

Renovación del local de este restaurante gril en Rivas Vaciamadrid en este proyecto de reforma de locales comerciales.

Un ambiente moderno a la par que acogedor, con una decoración sorprendente.

Restaurante WILLIAMSBURG Rivas-Vaciamadrid

  • Proyecto: Restaurante “WILLIAMSBURG” Rivas-Vaciamadrid
  • Apertura: Enero 2020
  • Localización: Avenida Aurelio Álvarez 4, Rivas-Vaciamadrid
  • Superficie construida: 251,90 m²
  • Proyectos de diseño, reforma, mobiliario y decoración:  Aima Estudio
  • Reportaje fotográfico:  Luz Estudio

MEMORIA DESCRIPTIVA: WILLIAMSBURG

Williamsburg representa la vida, el espíritu callejero, la cultura urbana y la libertad artística del barrio neoyorquino que lleva su nombre.

El proyecto incluye elementos representativos de las calles, el barrio y la vida urbana en el interior. Las paredes se revisten infinidad de detalles diseñados específicamente para el proyecto que lo identifican con la estética callejera y urbana, como el rompedor graffiti en enérgicos colores intercalado con musgo y dibujado por un conocido artista urbano, el panel de cajones antiguos de madera de estilo vintage de colores rojos, rosas, amarillos y azules diseñado e instalado por nosotros mismos con materiales reciclados; o el bonito y provocador neón rojo con el mensaje “Welcome to the dark side” y la mano rock de su logo. También se eligieron carteles de conciertos de Nueva York y grupos de música para colocarlos sobre las paredes de ladrillo imitando las fachadas de los edificios.

Haciendo referencia al asfalto de la calle se eligió hormigón pulido para los suelos y se emplearon vallas metálicas para separar algunos espacios, además, algunas zonas incluyen líneas amarillas en el suelo con indicaciones imitando la señalética de las calles y las canchas de baloncesto.

Para potenciar el estilo urbano y la estética industrial, se utilizaron puntales de obra para diseñar la barandilla de la escalera. Usamos muchos elementos reciclados en decoración, como cajones, ventanas y puertas de madera antiguas, los puntales de obra que adornan la escalera y los tablones de madera usados en la barra.

En cuanto al mobiliario, tiene diferentes colores y diseños siguiendo con la estética callejera, rebelde y alternativa. Las lámparas incrustadas en las mesas y los columpios de skates fueron diseñados exclusivamente para el restaurante Williamsburg por el estudio y hechos de forma artesanal por nosotros mismos.

El proyecto nace de la búsqueda de un espacio original, atrevido y diferente que ofreciera una nueva experiencia a los usuarios, haciéndoles sentir la vida en las calles de  Brooklyn. Para lograr este objetivo, era imprescindible recrear la vida y el día a día de Williamsburg incluyendo los diferentes elementos representativos de la zona y trasladándolos al interior. Por ello, el diseño cuida cada pequeño detalle, desde los acabados elegidos, hasta el mobiliario o piezas decorativas.

Los techos dejan completamente vista la estructura, a la que se añaden paneles acústicos en mallas metálicas de la misma gama de color que el resto del local para mejorar la acústica del local. Por otro lado, haciendo referencia a las canchas de baloncesto callejeras se colocó hormigón pulido en los suelos y se emplearon vallas metálicas para separar algunos espacios, tanto en el interior como en el exterior del local. Además, en la zona de la barra se incluyen líneas amarillas en el suelo con indicaciones que imitan la señalética de las calles.

La inclusión del arte urbano era un elemento importante en este proyecto, para lo cual se desarrollaron los diseños para grafiti en colaboración con artistas urbanos, siendo uno una joven afroamericana con detalles en musgo liofilizado , y el otro un dibujo del paisaje urbano de Manhattan visto desde Brooklyn.

La elección de materiales supuso todo un reto para el estudio, ya que al querer representar la vida callejera y urbana, la mayoría de ellos, se suelen emplear en exteriores, como los ladrillos, el hormigón o las vallas metálicas; y hubo que colocarlos de forma estratégica para que los espacios interiores fueran cálidos, cómodos y acogedores. Además, el uso de colores vivos y sillas con diferentes diseños en las zonas de comedor, potencian la estética alternativa, vibrante y urbana de todo el restaurante.

En este proyecto los últimos detalles de decoración fueron realizados en colaboración con los propios dueños y personal del restaurante que incluyeron grafitis , cuadros antiguos y  cintas de cassette reutilizadas.

es_ES